PoesíaPoesía Digital

Jos� Jim�nez Lozano

José Jiménez Lozano vive en Alcazarén, un pueblo de Valladolid. Allí escribe, lee, piensa y escucha el silencio. Desde ese lugar (la forma de vida es un lugar) ha escrito libros importantes en la historia de la literatura española reciente, como El grano de maíz rojo, El mudejarillo, La boda de Ángela, Elegías menores, Elogios y celebraciones o Los cuadernos de letra pequeña. Por su obra ha recibido galardones como el Premio Castilla y León de las Letras, el Premio Nacional de la Crítica, el Premio Nacional de las Letras o el Premio Miguel de Cervantes.

A los dos minutos de hablar (aunque sea por teléfono) con Jiménez Lozano, uno se da cuenta con total claridad de que debe llamarle de usted, de maestro. Y no tanto por el respeto que infunde como por la humildad que demuestra. En esta entrevista intentamos acercarnos de una forma directa, breve y concisa a su poética, la que se encuentra, como es lógico, tanto en sus versos como en su prosa.

En su poesía, son frecuentes las referencias a la naturaleza. ¿Qué preguntas o qué respuestas encuentra en ella?

Quizás, más que de referencias a la naturaleza, se trata de que es la naturaleza la que se constituye en fuente de la escritura. La naturaleza es hermosa –aunque también terrible– y no es que pregunte o responda. Somos nosotros los que nos preguntamos y nos respondemos a nosotros mismos cuando estamos ante o nos sentimos sumergidos en la naturaleza. 

Supongo que hará falta una sensibilidad especial para escuchar el hablar de la naturaleza, el hablar de las puestas de sol, de las lluvias de otoño... ¿Cómo se consigue esa sensibilidad? ¿Es posible que exista todavía una especie de silencio interior?

No, no creo que se necesite una sensibilidad especial, sino la sensibilidad normal que ve un significado en los acontecimientos naturales.

Y el silencio interior se hace, exactamente como el silencio externo: haciendo callar nuestra agitación, preocupaciones exteriores, ruidos internos.

¿Cómo se puede cultivar esa sensibilidad, ese silencio interior?

Ese silencio interior es primeramente una decisión que nace del interés por el mundo de fuera o el de dentro. En cierto modo nace por si solo ese silencio al socaire del interés por las cosas del interior de uno mismo.

Muchas veces la ausencia de sentido o de dirección clara en la comunicación del poema se debe a una ausencia de referentes reales en el pensamiento del autor, a una ausencia de sustancias. ¿Se puede decir que a través de la poesía uno llega a una verdad o, al menos, está en camino hacia ella?

Parece que sin duda algún tipo de verdad se otorga en el poema, por lo menos la verdad que orologi replica acompaña siempre a la hermosura y a la bondad que son los atributos de todo lo que es.

¿No es todo esto bien distinto a la poesía hueca, tan cercana al juego de artificio que hoy tanto prolifera? ¿No es su poesía un tanto políticamente incorrecta?

La poesía hueca siempre ha existido. Es la pura retórica o la pura técnica literaria para no decir nada ni guardar el silencio de nada.

La poesía hueca siempre ha existido. Es la pura retórica o la pura técnica literaria para no decir nada ni guardar el silencio de nada. Y Robert Frost tiene mucha razón cuando dice que lo primero que tiene que hacer un poema es existir, pero no existirá como poema si está construido, como un arbusto o flor artificial pongamos por caso. Todos distinguimos muy bien un árbol nacido en un lugar de otro árbol obligado a ser decoración.

Pero para la post-modernidad sólo se trata de un juego sin significado, y no tendría ningún sentido decir que hay poesía hueca, el artificio y el juego bastan.

Lo políticamente correcto es una neo-ortodoxia dictatorial.

A veces se tiene la sensación de que el lenguaje se desvirtúa, como si las palabras cayeran en el olvido. ¿Estamos dejando de nombrar a las cosas?

Ciertamente que el lenguaje se desvirtúa y se pervierte incluso especialmente en su uso político y comercial, o se encanalla intencionadamente como en el lenguaje políticamente correcto que, como ya dijo Tucídides cuando escribió de las luchas civiles en Corcira es una gramática legitimadora incluso del crimen, una gramática de dominio como la del rey Nimrod que pensaba escalar el cielo levantando la torre de Babel, si todo el mundo se ponía a levantarla hablando de la misma manera para que concluyera pensando del mismo modo.

En la modernidad y post-modernidad el lenguaje se ha hecho más y más abstracto, y el mundo ya no se nombra, ciertamente. El lenguaje literario está desapareciendo, incluso en la poesía y es sustutuido por el lenguaje ahí a la mano o meraramente comunicativo.

Junto con la palabra, los clásicos también sufren los embates del postmodernismo. ¿Cuáles son sus poetas entre los clásicos? ¿Hay clásicos sobrevalorados?

Sí, en la post-modernidad todo es adanismo. Y la historia la aterra. No tiene importancia.

En realidad clásico es un escritor o un poeta que se sitúa en secundariedad con el mundo y dice lo que hay. Ni es un demiurgo, ni amplifica lo real.

Los poetas griegos y romanos son mis poetas entre los clásicos, pero no de distinta manera que John Donne o Góngora.

La valoración o no valoración académica me es indiferente.

¿Hasta que punto un mismo escritor puede compatibilizar la poesía lírica con la novela? Hasta la llegada de la postmodernidad existen muy pocos casos de poetas que hayan sido grandes novelistas. ¿Cómo ha conseguido usted crear una obra tan consistente en ambos géneros?

También me es indiferente la teoría académica sobre si se puede escribir narración y también poesía o no.

Ni por asomo pretendo ser poeta, ni ninguna otra cosa, sino escribidor, y allá se verá lo que resulta.

En realidad, se puede uno poner a narrar; en absoluto se puede uno poner a hacer un poema. Ni el mayor poeta del mundo puede hacer o decir eso, decía Shelley, y Eliot le escribía a Giorgios Séferis que ya no podemos hacer poemas, porque somos conscientes de que estamos haciendo poemas. Y Fray Luis decía que los versos se le habían caído de las manos, y creo que debe ser así. Ni por asomo pretendo ser poeta, ni ninguna otra cosa, sino escribidor, y allá se verá lo que resulta.

Luis Arenal

 

 

 










Retro jordans for sale, Cheap foamposites, Cheap foamposites, jordan retro 5, cheap jordans for sale, foamposites For Sale, jordan retro 12, jordan retro 11, Cheap jordans for sale, jordans for cheap, jordan retro 11 legend blue, retro 12 jordans, jordan retro 13, jordan retro 9, cheap soccer jerseys, Canada Goose sale, cheap jordans, cheap jordan 12
cerrar ventana
cerrar ventana