PoesíaPoesía Digital

Luis Alberto de Cuenca

Luis Alberto de Cuenca es un ex-personaje público que ha vivido treinta años de poesía con la misma intensidad con que sigue afrontando el día a día creativo. Nació en 1950, ha sido Secretario de Estado de Cultura y Director de la Biblioteca Nacional. Actualmente trabaja como Profesor de Investigación en el CSIC, institución que también ha dirigido.  Ha publicado una docena de poemarios, entre los que podemos señalar La caja de plata (Renacimento, Sevilla, 1985), Premio de la Crítica, El hacha y la rosa (Renacimiento, Sevilla, 1993) y Sin miedo ni esperanza (Visor, Madrid, 2002). Sorteando los compromisos nos abre generosamente un rato de su tiempo para contestar a nuestras preguntas. Son cuestiones dirigidas un poeta culto que ha vivido, y hechas a propósito de una singular selección de poesía del autor recientemente publicada en Cátedra, Poesía 1979-1996.

1. ¿Por qué recopilar diecisiete años de poesía? ¿Se cerró un ciclo en el 96?

Se cerró un ciclo biológico y vital. El ciclo estético sigue vigente. Se trataba de publicar críticamente cuatro libros publicados entre 1985 y 1996 y escritos entre 1979 y el año en que se publicó Por fuertes y fronteras. Años muy importantes en mi vida.
 
2. Mirando atrás, ¿cree que su poesía ha seguido una evolución? ¿Ha habido en el camino sendas erradas por las que disculparse? ¿Hacia dónde se dirige ahora?

Sí. Mi poesía evolucionó de unas estructuras abiertas a unas estructuras cerradas. No creo que haya sendas erradas y sendas correctas. Hay sendas que uno elige, y debe asumirlas. Me dirijo tal vez hacia una poesía más despojada, más reflexiva, pero no lo sé con seguridad.

3. Desde su posición de poeta maduro, ¿qué análisis hace de la poesía joven actual? ¿Qué autores destacaría en el panorama nacional?

Sin dar nombres, me consta que hay un puñado de poetas de ambos sexos que lo están haciendo muy bien hoy día en España. Soy optimista en relación con el futuro de la poesía española.

4. Imagine por un momento que no es Luis Alberto de Cuenca y que le dan la posiblidad de dirigir hoy el Ministerio de Cultura. ¿Qué cambiaría? ¿Hacia dónde ha de ir un Ministerio de Cultura para dar el servicio que los ciudadanos esperan?

Ya dirigí el Ministerio de Cultura de 2000 a 2004. Mi Secretaría de Estado cubría exactamente el espectro de lo que hoy es el Ministerio de Cultura. Creo que los dos grandes partidos españoles deberían firmar un gran pacto cultural. La cultura no es de derechas ni de izquierdas, sino de todos. Sería bueno que ese pacto existiera para que las grandes instituciones culturales no padecieran sobresaltos cuando ganara uno u otro partido las elecciones.

5. Y ahora podemos darle otro trabajo, un trabajo que quizá -por lo que tiene de creativo y de estudiada espontaneidad- le pueda parecer más agradable. Es el director de la campaña publicitaria por el fomento de la lectura, bajo sospecha año tras año. ¿Qué propondría?

Ya he hecho ese trabajo previamente. El fomento de la lectura pasa fundamentalmente por las familias, los colegios y los institutos. Un padre o un profesor que transmite temblor y placer de lectura acaba haciendo prosélitos, no me cabe duda.

6. Volvemos a la poesía. Como ha dicho recientemente Gabriel Insausti, un poeta y crítico establece su propio canon al margen de las antologías que se venden. Se hace, como resultado de sus lecturas, indagaciones e intuiciones, un listado de autores que leer. ¿Cuál sería su lista de autores de entre los que publican desde 1970 para acá?

Así a bote pronto, citaría, entre los poetas que más me gustan, a Jon Juaristi, a Miguel d’Ors, a Abelardo Linares, a Julio Martínez Mesanza, a Javier Salvago, a Eloy Sánchez Rosillo, a Lorenzo Martín del Burgo, a Pedro Casariego, a Juan Carlos Mestre y a muchísimos más. Soy lector de amplio espectro.

7. Usted tiene una formación clásica y su voz es contemporánea. En sus poemas, las cuestiones cotidianas se insertan en medidas tradicionales. En la época actual de gelatina, donde la expresión poética se vehicula sin soporte en la mayoría de los casos, ¿qué utilidad tiene la métrica?

Todo en la creación artística y literaria es diálogo con la tradición. La métrica ha sido y sigue siendo muy importante en la poesía española.

8. Para terminar, una cuestión de la  que quizá haya respondido muchas veces pero que puede considerarse de gran actualidad hoy. Su opción por la "línea clara" ("el concepto que valoro más a la hora de escribir es la sinceridad[...]. Pero no me interesa la sinceridad si no va acompañada de la claridad"), ¿es un aviso o reconvención dirigida a los poetas del silencio, a la expresión incomprensible?

No es un aviso ni una reconvención para nadie, sino la expresión de mi pensamiento al respecto.










Retro jordans for sale, Cheap foamposites, Cheap foamposites, jordan retro 5, cheap jordans for sale, foamposites For Sale, jordan retro 12, jordan retro 11, Cheap jordans for sale, jordans for cheap, jordan retro 11 legend blue, retro 12 jordans, jordan retro 13, jordan retro 9, cheap soccer jerseys, Canada Goose sale, cheap jordans, cheap jordan 12
cerrar ventana
cerrar ventana